¿Por qué en cerrajería no se deben ignorar los problemas de cerraduras desalineadas?

¿Por qué en cerrajería no se deben ignorar los problemas de cerraduras desalineadas?

Posiblemente te haya ocurrido que tu puerta tiene problemas para abrir o cerrar, lo que con frecuencia produce no sólo desconcierto en algunos propietarios, sino también incertidumbre en los mismos de quedar encerrados por dentro o por fuera.

Una de las causas más comunes de que esto ocurra es que las cerraduras se encuentran desalineadas, y generalmente le echamos la culpa a nuestras puertas exteriores de que algo no marcha bien con ellas, dejando un poco de lado lo que es la cerrajería.

La verdadera razón de las cerraduras desalineadas

Una cerradura desalineada implica que los mecanismos de la cerradura a su vez no se encuentran conformes a facilitar el funcionamiento principal de una puerta (abrir y cerrar). Por lo general, es el pestillo o perno, el que no está alineado con la placa de cierre de las puertas.

Algunos cerrajeros se preocupan por instalar placas de contacto en las jambas de las puertas, de modo que facilitan la extensión en el cierre de dichas puertas. Una cerradura mal alineada es un problema bastante común y es crucial atacar este problema a tiempo.

Problemas de este tipo resultan del hecho que algunas puertas no fueron instaladas de forma correcta, de modo que las puertas y sus marcos se van deformando por efecto de los cambios del clima.

Ninguna cerradura se encuentra exenta de este tipo de averías, aunque sin duda habrá algunas cerraduras que sean más resistentes que otras, como es el caso de Mauer Cerraduras, donde el mejor servicio técnico de instalación lo puedes encontrar pinchando aquí.

 

Llegando a la solución

Muchas de las soluciones que tienen que ver con la reparación de cerraduras, se llevan a cabo por medio de herramientas de bricolaje. Un posible obstáculo a la hora de reparar estos daños es no saber manejar las herramientas, que en este caso es mejor dejar en manos de especialistas.

A menos que seas un cerrajero amateur, lo mejor será que no toques los mecanismos de la cerradura, ya que se trata de piezas delicadas, que si bien tienen reparación, dejarlos en manos de profesionales es la mejor premisa. En caso de que debas solicitar cerrajeros para sustituir partes o protectores de cerraduras, lo mejor será que ingreses al siguiente enlace.

Ahora bien, si sabes manejar estos artefactos, ¡Enhorabuena! En primer lugar debes examinar tanto los tornillos como las bisagras de las puertas. Algunas veces es posible que la puerta se encuentre desalineada debido a estos componentes en lugar de las cerraduras.

Paso seguido, se deben apretar los tornillos de las bisagras, ajustándolos a su altura y configuración correctas, ya que un tornillo flojo en las bisagras es responsable de que las puertas se comben y en consecuencia se doblen por su propio peso.

En el supuesto que esta solución no resulte fructífera, o bien no sean estos componentes lo que no se encuentren averiados, el problema de desalineación tiene que ver entonces con la cerradura.

Desalineación de la puerta por efecto de la cerradura

En este caso, la placa de cierre de la cerradura debe ajustarse para que se alinee con el pestillo. Este segundo debe descansar al ras dentro de la placa de impacto. Desenrosca la placa de impacto y vuelve a colocarla.

En algunas cerraduras, posiblemente tengas que resguardar secciones de la placa para que pueda ajustarse correctamente. Realizado este paso instala la placa de impacto a la altura correcta. Es indispensable que contactes a un cerrajero, pues no todos los propietarios son tan audaces.

 

 

Gregorio Bonverde

error: Content is protected !!