¿Son las cerraduras inteligentes más seguras que las tradicionales?

¿Son las cerraduras inteligentes más seguras que las tradicionales?

Por el título podría pensar que le diremos que las cerraduras inteligentes son un desastre de seguridad que espera el momento de desencadenarse. Después de todo, ¿por qué confiaría en un dispositivo conectado a Internet la seguridad de su casa y de todo lo que contiene? Siga leyendo y quizás se sorprenda.

¿Son seguros los dispositivos inteligentes?

Desde el surgimiento de la tecnología smarthome, muchos usuarios han expresado su preocupación por la seguridad de estos dispositivos, argumentando que los hackers podrían controlar su termostato, luces, interruptores e incluso las cerraduras que mantienen nuestra casa a salvo de los intrusos.

Es un argumento comprensible, pero la mayoría de las preocupaciones inmediatas de las personas sobre las cerraduras inteligentes son infundadas.


Para empezar, abrir una cerradura tradicional sin tener la llave no es tan complicado. Si haces una búsqueda rápida en Google, no solo encontrarás guías sobre cómo hacerlo, sino sitios donde podrás adquirir las herramientas necesarias. Así que tú podrías hacerlo, con un poco de práctica.

Con esto en mente cabe pensar entonces, ¿por qué un ladrón se tomaría la molestia de descubrir cómo hackear la cerradura inteligente específica que usted ha colocado en su puerta cuando podrían simplemente elegir cual abrir y cual no, como siempre han hecho?

La innovación no es solo un asunto de las compañias de seguridad

Por supuesto, usted tiene las compañías de cerraduras haciendo todo lo posible para ofrecer la última tecnología que dice ser impenetrable, y toda esta innovación es genial. Pero los ladrones también actualizan constantemente sus técnicas y herramientas.

Aparte de esto, siempre se podrá usar fuerza bruta para eludir una cerradura, como pateando la puerta y separarla del marco (en caso de que no esté reforzado) o usando un trinquete o palanca para romper la cerradura y su unión con el marco.

¿Y que tal las ventanas?, su puerta no es la única manera de entrar a tu casa: si un ladrón quiere entrar, podrían fácilmente romper cualquier ventana en su casa en lugar de atravesar la puerta cerrada.

La cerradura no es el punto más débil

En otras palabras, un ladrón hackeando su cerradura inteligente debería ser la menor de sus preocupaciones, ya que es casi seguro que ingresar a su casa sea un asunto sencillo de todos modos.

Las cerraduras de las puertas pueden actuar como un elemento de disuasión para un ladrón perezoso, pero si alguien realmente quiere irrumpir en su casa, lo harán de una forma u otra.

La complicada seguridad criptográfica de su cerradura inteligente ni siquiera les pasará por la mente. Además piense en esto ¿Por qué alguien con impresionantes habilidades informáticas querría entrar a su hogar?

El verdadero problema con las cerraduras inteligentes

Pero sí hay un problema con las cerraduras inteligentes. Estás anunciando a potenciales ladrones que puedes gastar mucho dinero en ingeniosos artilugios, lo que podría indicar que probablemente tengas algunas cosas caras y bonitas en tu casa listas para robar.

Por supuesto que esto depende del modelo que elijas. Existen cerraduras, como por ejemplos las Kwikset Kevo parecen bastante discretas al principio, pero sus luces LED pueden ser un buen indicador de que el propietario tiene algo de efectivo para gastar.

Una buena idea es recurrir a cerraduras que exteriormente parezcan como sus contrapartes tradicionales, y que todo el mecanismo “inteligente” quede oculto.

Los fabricantes incluso están proponiendo kits que permiten reconvertir tu puerta, manteniendo los cilindros tradicionales, solo agregando tecnología en el interior, manteniendo el estilo de la puerta totalmente tradicional desde el exterior.

Como en todo, lo importante es encontrar la justa medida.

Gregorio Bonverde

error: Content is protected !!